This Is A Custom Widget

This Sliding Bar can be switched on or off in theme options, and can take any widget you throw at it or even fill it with your custom HTML Code. Its perfect for grabbing the attention of your viewers. Choose between 1, 2, 3 or 4 columns, set the background color, widget divider color, activate transparency, a top border or fully disable it on desktop and mobile.

This Is A Custom Widget

This Sliding Bar can be switched on or off in theme options, and can take any widget you throw at it or even fill it with your custom HTML Code. Its perfect for grabbing the attention of your viewers. Choose between 1, 2, 3 or 4 columns, set the background color, widget divider color, activate transparency, a top border or fully disable it on desktop and mobile.

Los puntos más importantes del mantenimiento de tu coche

Los puntos más importantes del mantenimiento de tu coche

Un buen mantenimiento del coche es esencial para garantizar la seguridad y alargar al máximo su vida útil. El uso normal ocasiona un desgaste sobre algunos elementos a los que hay que prestar especial atención para evitar la aparición de problemas.

En la compra de vehículos de ocasión es importante asegurarse de que el coche ha sido sometido a un buen mantenimiento a lo largo del tiempo.

Estos son los puntos más importantes.

Neumáticos

Son el nexo de unión entre el coche y la carretera, y desempeñan uno de los papeles más importantes en la seguridad. Su vida útil depende de muchos factores, desde el estilo de conducción a la climatología, el tipo de pavimento, el modelo de neumático…

Para alargar su vida y garantizar la seguridad es importante mantener el índice de presión recomendado por el fabricante. Conviene además estar atento al indicador del desgaste, la aparición de vibraciones y ruidos o cualquier sensación extraña en las frenadas.

Amortiguadores

Son una de las claves para una conducción segura y evitar sustos en carreteras en mal estado o cuando el vehículo va muy cargado. También son elementales para garantizar una conducción confortable. Se aconseja realizar revisiones cada 20.000 kilómetros.

Escobillas limpiaparabrisas

En caso de lluvia, granizo o nieve, unas escobillas en buen estado pueden marcar la diferencia entre disfrutar de una visibilidad adecuada o sufrir para ver la carretera, los demás coches, los peatones, las señales y todos los elementos que nos rodean. Como estos elementos sufren especialmente con el sol y las altas temperaturas, recomendamos cambiarlas cada año después del verano.

Lubricante

Se encarga de minimizar el desgaste de las piezas del motor y ayuda a la refrigeración. Aconsejamos no alargar su uso más allá de 15.000 kilómetros, comprobar el nivel cada 1.500 kilómetros y utilizar siempre el tipo de de lubricante recomendado por el fabricante.

 

Filtros

Al menos una vez al año, es recomendable controlar el estado de los tres tipos de filtro que incorpora el coche: el filtro de aire, el filtro de aceite, el filtro de combustible y los filtros del habitáculo.

Frenos

Con los frenos en mal estado necesitaremos más metros para parar el coche ante cualquier emergencia. Por eso, es muy importante que este sistema sea revisado por un especialista al menos una vez al año. El desgaste de los componentes del sistema de frenos depende mucho del estilo de conducción y también del medio habitual por el que ruede el vehículo. En carreteras de curvas el desgaste de pastillas y discos de freno será mucho más acusado que en el entorno urbano.

Sistema de escape y catalizadores

Su mal funcionamiento provoca una bajada de la potencia y un mayor consumo de lubricante, e incluso puede aumentar el peligro de incendio y provocar intoxicaciones en lugares cerrados. Los catalizadores deben revisarse a partir de los 60.000 kilómetros.

Correa o cadena de distribución

Son las encargadas de sincronizar los tiempos del motor, abrir y cerrar las válvulas de admisión y escape y la chispa de la bujía.

La cadena de distribuión es una cadena metálica de eslabones. Tiene una vida útil casi ilimitada, pero pocos coches la utilizan en la actualidad. Mientras, la correa de distribución es una tira sintética, hecha de caucho, goma y nylon. Es más barata, pero también tiene una vida útil más limitada. Es importante reponerla siguiendo los intervalos aconsejados por el fabricante, ya que la rotura de la correa de distribución puede provocar una cara avería en el motor.

Si quieres comprar un coche de segunda mano, en Webycar te damos la tranquilidad de saber que nuestros coches han sido totalmente revisados en más de 177 puntos y cuentan con la garantía de Quadis.

2020-08-04T12:57:11+00:00 4 agosto 2020|Consejos coches de ocasión|

Deje su comentario